moretraining@gmail.com

dimecres, 13 de març de 2013

Mi idea sobre el deporte/ciclismo de base y el dopaje.



El ciclismo de base y el dopaje.

Son casos de hace pocas semanas, con todos los casos de dopaje y sospechas de dopaje en ciclismo.

Y hablaré como padre.

Han sido varios padres/madres, en este caso mas de tres, alguno con lágrimas en los ojos, preguntándome si es posible un ciclismo sin dopaje.
Mi respuesta es clara, SI, no solo el ciclismo, castigado y para mi, perseguido y por que no decirlo, con una mano negra encima de el, sino todos los deportes, exíste el deporte limpio.

Y sique es verdad que existen tramposos, y en el ciclismo también, pero tenemos solución.

Lo primero que tenemos que hacer es saber quien entrena a nuestros hijos, que este capacitado para ello, que este licenciado, acreditado y que demuestre una mínima experiencia, no solo por que haya viajado o haya competido varios años.

Todo requiere una formación,  demostrar, que lo primero es que sea una persona que pueda educar, dejemos de lado a los que solo intentan desprestigiar a los demás, eso hablara muy mal de el.

Exijamos que todos los que están alrededor de ellos estén regularizados, club, equipos, selección, escuelas, grupos de entrenamiento…

Habitualmente cometemos un error, a los niños que comienzan les mandamos a los técnicos que comienzan, lo que tenemos que hacer es al revés, a los pequeños les tenemos que dar, por o menos la coordinación de un técnico de máximo nivel, es cuando de verdad hay que educarlos.

Desconfiemos de los que lo saben todo.

Que su control medico lo lleve… un medico deportivo.

Que el medico deportivo haga de medico deportivo, no de entrenador.

El entrenador no tiene que recetar medicinas, el medico no tiene que dar entrenamientos.

Que pueda disponer, si se da el caso, de psicólogo, dietista, fisioterapeuta/masajista, todo ello coordinado por el entrenador.

Proporcionemos nuestro hijo/a un pulsómetro, un potenciómetro, que lleven control de sus intensidades, tanto de pulso como de potencia, no existe en el siglo XXI un seguimiento del entrenamiento sin estos avances, desconfiemos de quienes intentan hacer entrenamientos sin ellos.

No busquemos los resultados rápidos, desconfiemos de quien no prometerá grandes resultados.

Y sobre todo, tener comunicación con nuestro hijo y con el entrenador, el es el que educara a nuestros hijos, deportivamente, y nos guste o no, le harán mas caso a el que a nosotros.

Son unos primeros pasos imprescindibles.


Jaume

2 comentaris:

  1. Yo como madre llevaría a mis niños a aquel entrenador que les hiciera disfrutar, aprender, pasárselo bien y enseñarles compañerismo. Al que me pidiera un pulsometro y/o potenciometro, no. Primero los valores del deporte.
    Un saludo,
    Mari Carmen de Madrid.

    ResponElimina
  2. Tienes razón Mari Carmen, hablo en general, tambien hay deportes que no es necesario, y en escuelas, como bien dices es divertirse..

    ResponElimina